Contacto
X
CAPTCHA Image
Refresh

escudoEs el organismo encargado de promover, estudiar, organizar, dirigir y valorar todo cuanto se refiere a las estructuras y actividades pastorales de la Arquidiócesis.

La Pastoral es la actividad que la Iglesia desarrolla en el cumplimiento de su misión, es decir, el ministerio evangelizador, el ministerio de santificación y el ministerio de caridad, en sus variadísimas expresiones. Es la edificación de la Iglesia, con todo lo que ella exige de elemento divino y elemento humano para que el Reino de Dios se construya en una concreta situación histórica.

Corresponde a esta Vicaría fijar los principios y los criterios que han de orientar la organización pastoral. Por eso es indispensable:

1. Promover el aumento y la adecuada formación de los agentes para los diversos campos de la acción pastoral.

2. Impulsar procesos globales, orgánicos y planificados que faciliten y procuren la integración de todos los miembros del Pueblo de Dios, de las comunidades y de los diversos carismas, y los oriente, a la Nueva Evangelización, incluida la misión.

Este organismo está coordinado por el Vicario Episcopal para la Acción Pastoral y tiene, además, las siguientes responsabilidades o funciones:

1. Impulsar la elaboración, ejecución y evaluación del Plan Pastoral de Renovación y Evangelización.

2. Colaborar para que la Arquidiócesis mantenga una dirección común en su acción pastoral, de modo que se logren los objetivos del Plan Global de Nueva Evangelización.

3. Impulsar la formación de una mentalidad o conciencia arquidiocesana que permita la corresponsabilidad pastoral.

4. Ayudar a la formación espiritual y pastoral de los agentes de pastoral.

5. Asesorar a los diferentes organismos o Comisiones Arquidiocesanas de Pastoral en la organización de sus planes específicos, y promover entre ellos la necesaria cooperación.

6. Coordinar el Consejo Arquidiocesano de Pastoral.

7. Colaborar en la asesoría de los Consejos Parroquiales de Pastoral.

8. Coordinar y dirigir el Equipo Diocesano de Animación Pastoral (EDAP) y el conjunto de los Equipos Parroquiales de Animación Pastoral (EPAP)

9. Participar en el Consejo Presbiteral.

10. Mantener permanente comunicación con los Arciprestazgos, participando periódicamente en sus reuniones.

11. Asesorar a las parroquias en el desarrollo del Plan de Pastoral.