Contacto
X
CAPTCHA Image
Refresh

vamosaareglarMuchos conocen la historia del científico que vivía sumamente preocupado con los problemas del mundo, decidido a buscarles solución.

En algún momento, su hijito de siete años entra en el laboratorio deseoso de ayudar a su papá. El científico, al contrario, nervioso por la interrupción y viendo que era imposible sacarlo, cogió una revista que tenía en su portada un mapa del mundo, se la arrancó, la cortó en varios pedazos con una tijera, y se la dio al niño para que se entretuviera armando el rompecabezas, mientras él continuaba tranquilamente con sus experimentos.

 

 Luego de unas pocas horas, el buen hombre oyó que el niño le decía: “Papá, ya arreglé el mundo.” El científico, asombrado, levantó la vista del microscopio pensando que lo que vería sería el resultado del torpe trabajo de un niño. Sin embargo, para su gran sorpresa, el mapa estaba completo. Todos los pedazos habían sido colocados perfectamente en sus respectivos lugares. ¿Cómo había sido esto posible? ¿Cómo era que el niño había logrado esto?

Intrigado, dijo a su hijito: “Hijo, tú no sabías cómo era el mundo. Entonces, ¿cómo lograste armarlo?”  “Papá” –le dijo el niño— “yo no sabía cómo era el mundo, pero cuando arrancaste el mapa de la revista para recortarlo, yo vi que del otro lado tenía la figura de un hombre. Así que le di la vuelta a todos los pedazos y comencé a organizar al hombre. Cuando conseguí arreglar al hombre, volteé la hoja y vi que había arreglado al mundo”. Debemos estar conscientes, que  si queremos arreglar el mundo, hemos de empezar por el ser humano, por nosotros mismos. Nos emociona ver cuánta gente tiene clara conciencia de que los cambios o comienzan por nosotros mismos o nunca se darán. Lo que todavía hoy no se comprende es  por qué nos cuesta tanto llevarlo a la práctica. ¿Será que en el fondo, no nos importa tanto que éste mundo cambie para mejor? ¿O tal vez, no estamos dispuestos a pagar el precio? Lo dejo como reflexión, no como crítica a nadie y de paso, me incluyo por supuesto.

Leí en algún momento esta oración: Siendo joven era un revolucionario y mi oración a Dios era: – “Señor, dame la energía para cambiar al mundo”. Al llegar a los cuarenta y darme cuenta de que la mitad de mi vida se había ido sin que yo hubiese cambiado una sola persona, modifiqué mi oración: – “Señor, dame la gracia para cambiar a todos aquellos con quienes tengo contacto, solamente mi familia y mis amigos y estaré satisfecho”. Ahora, que ya soy un anciano y mis días están contados, mi única oración es: – “Señor, dame la gracia de cambiarme a mí mismo”.

¡Si hubiera orado de esta forma desde el principio, no hubiese desperdiciado mi vida! «El hombre moderno parece seguro de sí mismo, y sin embargo, especialmente en ocasiones cruciales, tiene que vérselas con su impotencia,  experimenta la incapacidad para intervenir y, por consiguiente, vive en la incertidumbre y en el miedo». «En la oración, hecha de fe, está el secreto para afrontar no sólo las emergencias sino día tras día los cansancios y problemas personales y sociales». «Quien reza no se desalienta ni siquiera ante las dificultades más graves, pues siente a Dios a su lado y encuentra refugio, serenidad, y paz en sus brazos abiertos».

 ¿Quieres arreglar el mundo? Disfruta cada día como si fuera el último, ya que uno nunca sabe cuándo llegará el último día de nuestras vidas, y recuerda que la satisfacción de llegar a la meta no es llegar a la meta, sino todo lo que se vive en el camino para poder llegar a ésta. La más noble misión del hombre  es lograr la familia que anhela, mostrar la bondad que recibe y tener verdaderos amigos. La verdadera sabiduría es aprender a escuchar y saber cuándo opinar, es comprender los problemas y saberlos resolver, y poder brindar al mundo lo que realmente uno sabe. La verdadera fe es pedir y saber que Dios nos escucha, saborear los momentos que compartimos con Él, poder cerrar los ojos y sentirlo junto a nosotros.  La verdadera amistad es sentir la hermandad que une a personas de sangres diversas, es saber que su mano siempre estará contigo, es saber brindarle tu ayuda en todo momento, es sentirte más valiente en los momentos que compartes con ellos, es saber compartir ideas y mejorar tu carácter, es tener ese apoyo en los momentos importantes.  “Jesús, acuérdate de mí cuando vengas como rey.  Te aseguró que hoy estarás conmigo en el paraíso” Lc 23, 42s.

Noticias y Eventos

Proximos Eventos

Agosto 2017
D L M X J V S
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Artículos Destacados

Vídeo Semanal

Descripción Vídeo

 Te invitamos a participar en el:

Diplomado en Familia

Participa en este importante diplomado sobre uno de los campos más fundamentales de nuestra sociedad, la familia.  Organizado por el Instituto de Familia de la Arquidiócesis de Tunja y la Fundación Universitaria Juan de Castellanos. Tel: PBX (8)7458676 Op. 1 Ext. 2203.

Convenios

Fundacion Universitaria Juan de Castellanos

Juan de Castellanos

Naturaleza, Descanso y Espiritualidad Casa Hotel Villa Vianney

Casa Villa Vianney

Canal Local de Televisión TeleSantiago

Canal TeleSantiago

Periodico Puente Boyacense

Puente Boyacense

trabajamos con educación pertinente y de calidad

Fundacion ITEDRIS

Escuela de Arte Sagrado San Lucas

Escuela San Lucas